lunes, 28 de octubre de 2013

Y este es el principio de todo...

Hermanos con jubilo hemos cerrado una primera etapa en la construcción del Reino, los hermanos capitulares han cerrado la primera parte de este encuentro: el Primer Capitulo Provincial, y ahora comienza un largo caminar en donde seguimos pidiendo sus oraciones para poder seguir dando testimonio del seguimiento de Cristo a ejemplo del pobrecillo de Asís.
Hay en nuestra Iglesia grandes esperanzas, metas por alcanzar; y en medio de este mundo en el cual el Papa Francisco ayer en su homilía a las familias nos invita a seguir siendo luz y sal, comunicando espontáneamente esa sal de la tierra y esa luz del mundo que es levadura para toda la sociedad; nosotros queremos ser parte de esta gran obra. 
La segunda parte del Capitulo se celebrara a finales del mes de Noviembre, por lo cual seguimos pidiendo su intercesión.
Y podremos ahora decir con Nuestro Padre San Francisco: "Comencemos a servir hermanos, lo que hemos hecho hasta ahora es poco y nada".

Los hermanos que forman el definitorio (consejo) para esto cuatro años.